Cómo viajar al desierto del Sahara desde Marrakech

Visitar el desierto del Sahara desde Marrakech es una de las experiencias imprescindibles en la vida. Desde muy pequeña, soñaba con visitar este sitio en el que se inspiraron grandes historias, películas y cuentos.

Se trata del desierto cálido más grande del mundo. Tiene aproximadamente 9 millones de km², los cuales se extienden por países como Argelia, Chad, Túnez, Libia, Marruecos, Mauritania o Egipto.

No te recomiendo que decidas hacer el viaje por tu cuenta, ya que por carretera es bastante largo, y puedes perderte fácilmente, yo siempre lo hago con la misma empresa, se llama MARRUECOS AVENTURAS, son económicos, el trato es inmejorable, son nativos y además hablan castellano perfectamente. Te ahorrarás muchos calentamientos de cabeza, te llevarán a los sitios que de verdad merece la pena visitar, lugares poco conocidos y frecuentados por turistas e incluso si quieres comprar algo, lo negocian ellos para que lo saques al mejor precio.

Si estas pensando vivir una experiencia inolvidable, no te pierdas mi artículo, «cómo Viajar al desierto del Sahara desde Marrakech». ¡Empezamos!

Lo primero, recordarte que el desierto se encuentra aproximadamente a un día y medio en coche, en el mejor de los casos, así que es recomendable que viajes como mínimo 4 ó 5 días para visitar los lugares con tranquilidad.

Día 1 Marrakech

A nuestra llegada al Aeropuerto de Menara (Marrakech), nuestro guía Mohamed ya nos estaba esperando con un impresionante 4×4, en menos de 10 minutos ya estábamos en nuestro Riad. Nos ayudó con el registro y nos dejó el día libre para visitar los lugares más bonitos de una ciudad como Marrakech. Si no sabes a que lugares ir, te recomiendo que leas mi artículo MARRAKECH EN 3 DÍAS.

Te recomiendo que hagas el free tour, ya que te enseñan la ciudad en unas 4 horas y visitas los mejores lugares, el zoco, la plaza Jamaa el Fna, las Tumbas de Saadies o el Palacio Bahía. Por la noche puedes ir a cenar a un restaurante con vistas panorámicas a la plaza Jamaa el Fna, te aseguro que quedarás impresionado.

La Koutoubia

La Mezquita Koutoubia

Día 2: Marrakech-Ouarzazate – Valle de los Rosas Valle Del Dades

Madrugamos para salir temprano desde Marrakech hacia el sur de Marruecos atravesando la imponente cordillera del Atlas. A media mañana realizamos una parada obligatoria en el pueblo de las películas Kasbah ait Benhaddou, una bonita población declarada patrimonio de la humanidad donde se han grabado películas tan importantes como La Momia, Gladiator o series como Juego de tronos. Es un lugar precioso y te recomiendo subir hasta su punto más alto donde salen unas fotos impresionantes.

Después de la comida, salimos hacia  la ruta de las mil Kasbahs (Una kasbah es una fortificación o medinas en medio del desierto) donde visitamos la Kasbah de Amrédhyle.

Y  por último visitamos el famoso valle de los rosas, principal productor de agua de rosas de África (si vas en temporada de floración desde mediados de abril hasta mediados de mayo, salen unas fotos preciosas).

Cordillera del Atlas

Cordillera del Atlas

 

Kasbah ait Benhaddou

Kasbah ait Benhaddou

Día 3: Valle del Dades – Gargantas del Todra – Erfoud – Merzouga

Tras el desayuno con unas bonitas vistas a todo el valle del Dades seguimos nuestra ruta hacia las imponentes Gargantas de Todra. A nuestro alrededor nos encontraremos con mesetas pedregosas donde pastan los dromedarios. Después de un trayecto lleno de oasis y palmeras llegaremos a Tineghir (donde se encuentran las espectaculares gargantas del Todra). Este lugar me pareció fascinante, el camino tenía 10 metros de ancho y las paredes verticales de roca alcanzan más de 160 metros, es un paraíso para escaladores de todo el mundo, no olvides tu cámara.

Por la tarde, continuamos hacia Erfoud (ciudad de los fósiles),  hicimos una pequeña parada para ver como trabajan la piedra para sacar fósiles, Marruecos es uno de los primeros productores a nivel mundial.

Y por fin, por la tarde llegamos al lugar esperado, Merzouga. El coche nos dejó frente a las dunas, donde nos esperaban los dromedarios para adentraremos en el desierto, fue una de las experiencias más emocionante del viaje, adentrarme en el desierto del Sahara a lomos de un dromedario, fue un paseo de una hora y media aproximadamente hasta nuestro campamento. Cuando llegamos nos tenían preparada nuestra jaima, dejamos los equipajes y fuimos a contemplar la puesta de sol, tengo que decir que es sin duda el atardecer más bonito que he visto en mi vida. Me senté y el tiempo simplemente se detuvo a mi alrededor, recuerdo que no se escuchaba ni un solo sonido, la brisa acariciaba mi cara y fue cuando despedimos a nuestro amigo el sol para dar por comenzada una noche de ensueño.

Tras el atardecer nos pusimos bien guapos para asistir a una maravillosa cena y vivir una experiencia única bajo las estrellas al son de los tambores.

Valle del Dades

 

Gargantas del Todra

Dia 4: Merzouga – Rissani – Ouarzazate -Marrakech

El cuarto día nos Despertamos temprano para contemplar el magnífico espectáculo del amanecer en el desierto. Pasamos la mañana caminando entre las dunas y aprovechamos para tomar unas buenas fotografías.

Después del desayuno, nos montamos de nuevo en nuestro dromedario que nos llevaría de vuelta a la carretera, donde ya estaba Mohamed en su 4×4 esperándonos para regresar a Marrakech. Por el camino hicimos un par de paradas para echar  algunas fotos, un paisaje que genera contrastes entre la vegetación de los oasis con sus palmeras y su aridez y rocosidad.

Recuerdo que la última parada la hicimos en Ouarzazate, una ciudad puente entre Marrakech y el desierto del Sahara, para comprar algo de provisiones para el largo viaje.

Entrada ya la noche, llegamos a nuestro Riad, donde pudimos descansar bien y soñar con el gran viaje que habíamos hecho al desierto.

Desierto del Sahara

Merzouga

 

Atardecer en el Sahara

Día 5: Marrakech – Vuelta a Casa

Tocaba finalizar el viaje y no se me ocurrió mejor manera que disfrutar de un gran desayuno marroquí en la terraza de nuestro Riad con vistas a la mezquita Koutubia. Entre risas y nostalgia contabamos anécdotas de los últimos 4 días, de lo que para mí ha sido un viaje de ensueño que te recomiendo encarecidamente.

Por último, Mohamed nos llevó de vuelta al aeropuerto de Menara, a las afueras de Marrakech y dimos por finalizada esta preciosa experiencia. 

Disfruta de cada detalle del viaje en este video.

Para más información te recuerdo que puedes visitar mi artículo Marrakech en 3 días  para conocer un poco más sobre una de mis ciudades favoritas.

Sigo viajando para seguir informando🌀.